AbajoIzquierdo | 4.CADENAS
1267
post-template-default,single,single-post,postid-1267,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.5,vc_responsive
 

4.CADENAS

02 Feb 4.CADENAS

Día 4 Febrero 2012

20:30h Utopic Us 2 , c/ Duque de Rivas 5 (al lado de Utopic Us  1)

Desarrolladores de la performance:

Carlos Espaliu y Abajo Izquierdo

En “Cadenas” ha colaborado Miguel Ángel y ha sido desarrollada por Carlos Espaliu y Abajo Izquierdo. La luz ha cobrado un papel especial, han jugado hasta con la ausencia de luz: con la oscuridad.

 

 

 

 

 

 

 

Cuando el público ha bajado al sótano de la sala Utopic_US II la luz estaba apagada, no se veía casi nada, sólo tres velas luciendo al fondo, donde se iba a desarrollar la performance. Se ha encendido una luz con una dominante roja y ya se han podido ver los tres cuerpos de espaldas. Uno estaba completamente desnudo pintado de blanco y los otros dos desnudos con cadenas alrededor. Si la cosa se hubiera quedado así, hubiera parecido un desfile de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid 2012 con vestidos de metal. Menos mal que no ha sido el caso.

En silencio, el cuerpo desnudo y pintado de blanco ha comenzado a liberar a los otros dos cuerpos que iban girando sobre su eje para facilitar al cuerpo blanco su trabajo. Cuando se han quedado sin cadenas no han dado la cara al público, han esperado a que el cuerpo blanco entregara un bote de pintura roja a uno de ellos, mientras el otro cogía una guitarra eléctrica. El cuerpo blanco ha desaparecido de la escena. Han quedado los dos cuerpos desnudos ya desencadenados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La pintura ha entrado en la acción y uno ha comenzado a pintar al de la guitarra eléctrica a brochazos de pintura roja. Al ritmo de unos acordes distorsionados el cuerpo comenzaba a cubrirse de rojo poco a poco hasta que se ha quedado totalmente pintado de este color. Al terminar ha pasado la guitarra al que le pintaba  y ha cogido un bote de pintura negra, ahora éste pintaba al otro a brochados negros.

 

 

 

 

 

 

 

Cuando los dos cuerpos estaban completamente pintados, se han unido de espaldas con la guitarra entre medias. El cuerpo blanco ha regresado a la escena para rodearlos con la cadena que anteriormente les había quitado. Con una luz más blanca se han quedado de pie y encadenados.

 

 

 

 

 

 

 

Esta performance ha sido la más corta hasta ahora, pero para mí la más intensa. Y como ha dicho una espectadora, con la que estoy de acuerdo, “lo bueno, si breve, dos veces bueno”.

 

 

 

 

 

 

 

“Cadenas” aún no tiene dueño, aunque supongo que no por mucho tiempo.

 

Olivia L.H. Madrid. 2012

 

 

No Comments

Post A Comment